Aarón Benítez

Aarón Benítez

📖

Lee mis libros disponibles en mi perfil de Amazon

🎙️

Escucha mis podcasts #hackearlavida en Spotify | Apple Podcast #VendedoresHackers en YouTube | Spotify | Apple Podcast

👨🏻‍💼

Contrátame para coaching y conferencias hola@aaronbenitez.com

👨🏻‍💻

Conoce mis empresas masterbook.press VERSE Technology

🤯 Explora mi blog

Innovación y personalidad

La gente que innova es —al menos— ligeramente rara y tiene —al menos— un pasatiempo o interés exótico. La innovación no puede venir de una personalidad ordinaria.

Helicóptero en Marte

Podemos enviar un helicóptero a Marte y comunicarnos con precisión con él pero no podemos enviar un mensaje claro y directo al conductor frente a nosotros. Hay muchas oportunidades todavía para innovar.

Peligroso en todo ello

No tienes que ser el mejor en ventas, diseño, programación y management para tener éxito con tu startup, pero sí peligroso en todo ello.

¿Acaso soy tan p*ndejo?

Me hago esta pregunta frecuentemente. Siempre consigue empujarme (es algo grosera, pero creo que eso es parte de lo que la hace tan efectiva): "¿Acaso soy tan p*ndejo que no voy a poder solucionar esto?". ¡Pam! Le pega a mi ego y me pone a trabajar. Úsala. Te la regalo. Te quiero. Tú puedes, querida Persona de Alto Desempeño.

Desayuno interminable

Hay pocas letras de diferencia entre "ayuno intermitente" y "desayuno interminable". No te desesperes. Tú puedes.

Su experiencia no es la verdad

Que otros no te empujen su experiencia como si fuera la verdad: no, Facebook no está muerto ni es pura basura, así lo has moldeado con tu actuar. No, Snapchat no es irrelevante. Vale cien mil millones de dólares hoy. No, TikTok no es para jóvenes nada más. Y no, Twitter no es puro troll.

Te acerca y te aleja

Todo lo que haces te acerca y te aleja de personas al mismo tiempo. Haz cosas que te conecten cada vez más fácilmente con gente con la que te encantaría encerrarte tres días fuera de tu ciudad a platicar. Todo lo demás es una especie de masoquismo emocional.

El algoritmo y la oportunidad

Si estás leyendo esto, el algoritmo te está dando la oportunidad de #hackerlavida. Hazlo.

Superficie amplia

Trata siempre de tener a mano una superficie amplia sobre la cual puedes trazar, poner notas, explicar algo. Una gran ventana o un gran pizarrón blanco. Amo las computadoras, pero muchísimas de mis mejores ideas siempre han salido primero de enfrentarme a ese espacio plano con un marcador.

Resumen de funnels digitales

Primero, el usuario llega. Luego, se mantiene por el contenido. Después comenta y comparte. Se hace parte de tu comunidad. Al final, vota por ti adquiriendo tus productos o servicios. Esto es el resumen de aquello a lo que se refiere como "funnels digitales". Es sencillo de entender. Su ejecución es una ciencia y arte.

¿Te has podido evaluar fríamente?

Muchas personas nos engañamos con respecto a nuestra personalidad. Nos encanta vernos con una lupa positiva porque así cuidamos nuestra frágil sensibilidad. La realidad es que somos verdaderamente lo que reveló la crisis más fuerte reciente en que hemos estado. Todo lo demás es accesorio, es superficie. La buena noticia es que si te gustó cómo te moviste, genial. Y si no, siempre tendrás nuevas crisis donde te podrás crecer y sorprenderte a ti mismo. ¿Te has podido evaluar fríamente?

Treinta empleados uniformados

Un emprendedor me decía que su sueño era en diez años tener un despacho con treinta empleados uniformados. Le dije que eso es ego, que piense en términos de negocios: "mi empresa ganará tres millones de dólares al año" o así. Es como quienes se esfuerzan en muchos followers pero no notan que ese es un objetivo y capitalizar es otro. ¿Has visto casos así?

Personalidad agradable

Con al menos la misma intensidad con la que te preocupas por las habilidades técnicas y blandas, preocúpate por tu personalidad. Desarrolla una agradable, abierta, firme, empática, proactiva, curiosa. Esto es igual o tal vez más importante para tu avance. ¿Has tenido colegas con habilidades impresionantes pero personalidad gris?

The good management of yourself

Two non-technical readings/courses you should take if you really want to make it in startupland:

🧘🏻‍♀️ Stress management

🐛 Change management

Or basically, the good management of yourself under duress.

Repítete que es tu culpa

Repítete que es tu culpa. Y exprésalo así a los demás. Aunque no sea del todo cierto. Esto te da más herramientas para moverte en la dirección de la solución que necesitas implementar. La alternativa típica es buscar a algo o a alguien a quien asignar la culpa. Esto te deja en modo pasivo. Las PADs no somos pasivas.

Sesgo de omisión

Sesgo de omisión: preocuparse más por el resultado de lo que harás en lugar de preocuparte por el resultado de no hacer nada. Es más fácil ver la conclusión de una acción mal ejecutada que apreciar el costo de no mover ninguna pieza. No te paralices. Empújate.

5 apps exóticas de productividad

De nada:

www.krisp.ai Una de las características más notorias de vivir en el Tercer Mundo es el ruido de nuestras calles. No me refiero a un claxon combatiendo el congestionamiento vial. Me refiero a la infinidad de vendedores con bocinas. Esta solución para smartphone y computadora utiliza inteligencia artificial para eliminar o reducir esos sonidos de fondo poco profesionales.

www.namecheap.com Una manera en que voy ejecutando diversas ideas es poniéndoles nombre y comprando el dominio. Es uno de mis pasatiempos más raros: comprar dominios que me encantan y que no sé bien todavía para qué los voy a usar, pero no me estorban. Más de cuatrocientas formas de bautizar a tu sitio en el estilo punto vip, punto health, punto global, punto etcétera.

www.bear.app Estoy redactando esto aquí, en Bear. Es un espacio limpio, elegante y poderoso para escribir. Me fascina. No sé cómo pude vivir tantos años sin esta solución. Dice mi nuevo amigo Trevor Blackwell que no puedes escribir código genial en una computadora fea. La belleza y simpleza de Bear ha hecho que mi productividad aumente increíblemente. Las clases que doy a diario en nivelPAD, los e-mails importantes, los ensayos, todo lo hago ahí, luego copio y pego.

www.notion.so Estoy jugando bastante con Notion últimamente. Me encanta el potencial para utilizarlo como una especie de Wiki con mis colaboradores. Es algo que me falta dominar: instaurar una cultura de redacción profesional y constante como valor predeterminado en mis equipos. Y esta herramienta va a ayudar.

www.landen.co Prototipa sitios web de clase mundial rápidamente. Como todo un pro. Sé rápido en poner tus ideas allá afuera para ver la reacción del mercado. Juega con fuentes, imágenes, posiciones, CTAs, colores, temas, copy, etcétera.

Cuando te detienes en crear estructuras organizacionales más fantásticas, modos de trabajo más fluidos, lanzar negocios más digitales sufriendo porque te faltan habilidades como programar, diseñar y marketing, entiende que hay cientos de alternativas a tu alcance si tan sólo eres curioso en internet. Estos tipos quieren hacerte la vida fácil, que te enamores de su producto, les pagues una cantidad ridícula al mes (comparado con el potencial de lo que vas a lograr) y todos felices.

Super hack gratuito: cuando ya seas usuario fuerte de una plataforma que te encante como —digamos— Slack, busca en Google "alternatives to Slack" para encontrar opciones de nicho o más poderosas. "Best app to do marketing", "best platform to sell shirts". Hay muchísimas bellas soluciones allá afuera. Tienes que ser curioso, insisto, salir seguido de Facebook, Instagram, YouTube y WhatsApp para ver más de esta gran red.

Invierte groseramente en tecnología. Abraza el futuro a diario. Haz que tu entorno te vea como alguien que toma decisiones exóticas y ejecuta en la misma vena.

Los que ya estamos acá, te vamos a entender.

La imagen mental al leer

Borra la imagen mental que tienes de estar sentado aburridamente durante cinco horas sin checar tus likes en Facebook y tus mensajes en WhatsApp para leer un libro. Adáptate a los tiempos modernos leyendo tres lineas, dos párrafos o cuatro páginas y permitiéndote visitar a tu adicción regularmente. Los libros tienen un trabajo: seducir a tu mente. Y los que lo hacen bien, no tienen que rogar por tu atención: se las regalas porque se la merecen. Y entonces sí, verás que eso de estar perdido entre sus hojas por cinco horas ocurre sin que sufras. Lee varios libros al mismo tiempo. No tengas el único libro de tu casa guardado en una caja de seguridad enterrada cinco metros debajo del sótano para que nadie te lo vaya a robar. Tenlos por todos lados. En el baño - en serio -, en la cocina, en el locker del gym, en el carro, en la oficina. Tropezarte con algo - piensa en los anuncios Coca-Cola - te hace pensar en ello. Y pensar en algo de forma constante nos empuja a la acción. Siempre compra y comienza a leer todos los libros que te llamen la atención sin estarte dando latigazos emocionales al estilo "quiero ese libro pero no me lo voy a comprar hasta que termine éste". No, no, no. Si un libro no te invitó a terminarlo, no pasa nada. Algún día - si es justo y necesario - lo volverás a abordar. Y si no, tranquila, tranquilo. No todo el mundo con el que estrechas manos se convierte automáticamente en tu amigo. Hay un proceso y en esto de leer la relación funciona igual. Si no tienes el hábito, equis, que eso no te detenga. Antes del sexo tampoco tenías el hábito y ahora ni lo piensas. Lo mismo con cepillar tus dientes y cosas así. Exposición al asunto. Observación de la habilidad. Repetición. Evaluación. Avance. Haz esto y te garantizo que leerás mucho. Pero sobre todo, que tendrás más y mejores herramientas para ser una #PAD (Persona de Alto Desempeño) que sabe cómo #hackearlavida.

Muévete

Muévete. Te interesa algo, te preocupa algo, muévete entonces. No hagas #hashtags. Las ciberquejas son el elemento de más bajo nivel en la escala del activismo flojo. Sé ese voluntario aguerrido de Greenpeace si esa es tu onda. Sé ese joven que marcha y grita si esa es tu onda. Pero no andes pidiendo firmas en Facebook ni subiendo memes para cambiar el mundo. Lo que logras es que ni cambias nada y los que sí hacemos cosas dejamos de tomarte en serio. Muévete, cualquiera que sea tu onda. Pero si es algo genuinamente trascendental, mejor.

Así aceleré mi aprendizaje del inglés

Una de las formas en que aceleré mi aprendizaje del inglés fue a través de frases. Yo tenía un viejo Larousse Español-Inglés-Español y lo usaba para palabras que me daban curiosidad. En todos los diccionarios buenos siempre vienen ejemplos del uso de la palabra que estamos buscando. Siempre. Memoricé muchos de estos ejemplos y los usé siempre a la menor excusa posible. Recuerdo que una vez usé una de esas frases nuevas que había memorizado para pedir a uno de mis maestros de inglés que repitiera cierta palabra. "Would you please be so kind as to repeat the word?" ["¿Sería usted tan amable de repetir la palabra, por favor?"] El maestro me miró con cara de qué-le-pasa-a-este-chamaco-mamón pero sonrió y sí, amablemente repitió la palabra que yo no había entendido. Yo había aprendido la expresión el día anterior buscando la palabra "kind" en ese Larousse rojo del que te hablé. La frase llamó mucho mi atención y decidí repetirla como cien veces. Tenía muchas palabras nuevas y raras juntas, pero sonaba impactante y yo quería presumir que iba hablando cada vez más y más inglés. Ahora sé que la frase suena demasiado formal y exagerada. Demasiado. Pero entiende que sólo al irte arriesgando más con tus nuevas estructuras en el idioma es como ensanchas tu habilidad de expresarte en él. SÓLO AL IRTE ARRIESGANDO MÁS CON NUEVAS ESTRUCTURAS ES COMO ENSANCHAS TU HABILIDAD EN UN IDIOMA. Creo que no he vuelto a usar "Would you please be so kind as to repeat the word?" jamás en mi vida, pero recuerdo mucho lo que ello significó para mi aprendizaje. Años después, en uno de los cursos especializados para maestros de inglés en los que me entrenaron, aprendí que está demostrado que se logran mejores resultados con los alumnos cuando los hacemos memorizar pedazos ("chunks") del idioma en lugar de palabras individuales.

Así que en resumen: 1) Aprende frases y utilízalas a la menor excusa posible. 2) Busca siempre más sobre las palabras que llaman tu atención. Esas palabras son como amigos que te van a presentar a otros amigos. 3) Haz más por tu cuenta siempre. No te quedes a la deriva siempre esperando que tu maestro, tu escuela, el Papa, Superman o el gobierno vengan a ayudarte a acelerar tu proceso para hablar más y mejor inglés.

"Véndele a la mente, no a la gente"
image

Mis notas sobre "Véndele a la mente, no a la gente", incluyendo una ligera incursión en gamification. ¡Suscríbete a mi nuevo podcast! https://spoti.fi/3dBPpZu | https://youtu.be/4AHOz74E8Ec | https://apple.co/2ZDhYOb

Awesome insight by @Jai__Malik

Awesome insight by @Jai__Malik on Twitter:

Technology is applied science, investing is applied psychology.

A founder's job is to engineer a great product that people are willing to pay for. A VC's job is to determine whether that founder - intellectually & emotionally - can persevere. Completely different skillsets imo.

Si todavía no te invitan

Si todavía no te invitan, es que aún no lo estás haciendo como tienes que hacerlo en ese nivel. No es personal. Es tu ejecución. Cero dramas. Obsérvalos inteligentemente. Luego pregúntales cuáles son las tres cosas en que te tienes que enfocar. Y haz lo que te digan.

Tal vez es tu ortografía

Tal vez es tu ortografía. No sé. Piénsalo.

Error garrafal

Error garrafal: estar obsesionado con desear que te inviten a dar conferencias y pensar qué traje y corbata vas a usar. Eso es ultra-irrelevante. Sé genial. Haz cosas geniales. Anúncialas todo el tiempo. Las invitaciones llegarán. Y si piensas más en tu ropa que en las ideas accionables que puedes darle a tu audiencia, no mereces que te inviten de nuevo.

No pidas favores

No pidas favores. Si realmente te interesa, contrata. Así puedes exigir. Y envías la señal correcta de tu enfoque y prioridad.

Controla las etiquetas

La única manera sostenible para controlar las etiquetas que la mayor parte del mundo te asigna es haciendo las cosas de la manera que quieres que te etiqueten. Nadie te va a llamar "visionario", "emprendedor", "loco", "atrevido", "genial" si no te comportas así. No se pueden coleccionar adjetivos envidiables desde la comodidad intelectual, física, emocional y social.

El novato ataca el problema completo

La marca del novato es atacar el problema completo y de frente. El pro desmenuza el asunto y se enfoca en lidiar sólo con los micro-problemitas resultantes. Casi todo puede ser llevado a ese nivel para su solución.

Al igual que en tu smartphone

Al igual que en tu smartphone, a nivel personal cargamos con apps inservibles que sólo ocupan espacio y no nos empujan hacia nuestros objetivos. Elimina esas apps.Y agrégate las que necesitas para una nueva versión genial tuya.

¿Quieres ser su director?

¿Trabajas en una escuela y quieres ser su director? Usa los recursos a tu alcance para comportarte como director. ¿Trabajas en una empresa y quieres ser Vice-Presidente de tu área? Usa los recursos a tu alcance para comportarte como Vice-Presidente de área. ¿Quieres ser millonario, influyente y famoso bien recibido en todos lados? Usa los recursos a tu alcance para comportarte así. Nunca subes de nivel si te comportas perfectamente para el nivel en el que estás. Emula el siguiente nivel.

Caoslandia

Caoslandia: ese lugar donde no tienes nunca tiempo, no te sientes a gusto y vives en frustración crónica. No pasa nada. Caoslandia es una especie de impuesto a pagar, una parada obligatoria para llegar a Determinalandia, ese lugar donde eres preciso, audaz y vives enfocado. ¿Dónde vives? ¿Dónde quieres vivir?

Emprendimiento vs Empresa

Hoja random que encontré hoy entre mis notas de años atrás.

image
El título era una llave fantástica

El título profesional era una llave fantástica para abrir oportunidades en una época en que eran escasas las personas que contaban con uno.

El título profesional de hoy es la marca personal. Tener micro-fama te abre oportunidades que otros sólo ven a lo lejos. Pocas cosas le dan un impulso genial a la autoridad de tu marca personal como tu propio libro impreso y digital a la venta en Amazon.

En www.masterbook.press hacemos esto por ti.

Imagina a un arquitecto que escucha tu visión y te entrega el proyecto final con llave en mano. Esto es lo mismo. Tú no vas a construir las paredes, ni a colocar el piso ni a pintar la fachada. Tú no vas a sentarte a escribir, ni diseñar, ni estresarte con los mil detalles para publicar tu obra. Comparte con nosotros tu visión y nos encargamos del resto. Rápido.

Únete a nuestros clientes políticos, ingenieros, conferencistas, emprendedores, médicos, maestros, gerentes y otros profesionales que entienden el poder de la estrategia de adquirir más relevancia y expandir su círculo de influencia.

Puedes entregar una tarjeta de presentación en la siguiente gran reunión que tengas o el siguiente gran evento al que asistas.

O puedes entregar tu libro con una dedicatoria: algo que nadie perderá entre sus papeles como las tarjetas de presentación.

Estamos listos para impulsar tus oportunidades: www.masterbook.press

Si no sabes qué leer en estos días

Por si no sabes qué leer en estos días.

image
Si el asunto está muy claro

Si ya tienes el asunto muy claro en tu mente, considera que probablemente te hace falta mucha información. Las cosas raramente suceden de forma lógica y lineal. Está bien. De cualquier manera, tú ejecuta, porque la alternativa es una horrible parálisis por análisis.

"Papá, ¿me das permiso para

Ningún niño: "Papá, ¿me das permiso para sentarme y enfocar toda mi atención a profundidad en un largo comercial con trama simple que desate una necesidad irracional en mí para pedirte juguetes y demás artículos conectados con ello?"

Todos los niños: "¿Puedo ver caricaturas?"

Conversaciones frecuentes y largas

Las conversaciones

  • más frecuentes y
  • más largas

que tenemos en la vida definen mucho de nuestro pensamiento —y por ende, nuestra ejecución. Aunque creas que tú eres tu propia persona inmune a este tipo de influencia y que todo lo que piensas es correcto y que lo has integrado libremente a tu mentalidad. Conversar es hackear y ser hackeados.

Qué demonios significa P.I.V.

Por años —al viajar en carretera— me he preguntado qué demonios significa P.I.V. en muchas señalizaciones que se cruzan en mi camino. Años. En mi mente asigné una explicación estilo "Puente Inter-Vecinal", aunque lo de "Vecinal" no tenía realmente mucho sentido. Es reciente que hice lo que tenía que haber hecho desde hace mucho tiempo: investigar en internet. Lo interesante aquí es que para este mundito de dudas pequeñas y sin importancia tengo la solución perfecta a la mano. E incluso así, olvido acceder a ella. Y soy un tipo que le fascina la tecnología. Hay mucho que hoy podemos optimizar pero lo hacemos involuntariamente a un lado por culpa de nuestra ceguera. Ésta nos empuja a hacer las cosas de la misma forma ciclada y automática. Seamos menos ciegos.

¿Por qué no puedo ser yo?

Un capuccino descafeinado puede ser un descapuccino. Un capuccino descafeinado y deslactosado puede ser un deslacpuccino. Proponer cosas "ridículas" es tarea de quien escribe de forma consistente. Si vas a escribir con miedo, no escribas. Si vas a escribir respetando el ego de todos tus potenciales lectores, no escribas. Si vas a escribir sin empujar la gramática y el vocabulario a ciertas fronteras, no escribas. De hecho, eso no es escribir, es transcribir lo ordinario. El escritor crea, no transcribe. El escritor pelea contra la pregunta "¿y tú quién eres para decirnos qué hacer, qué pensar, qué creer, qué admirar, qué odiar, qué soñar?". Es cierto. ¿Quién soy yo para decirte cómo #hackearlavida y ser una Persona de Alto Desempeño? Cada vez que tu mente caiga en esta pregunta-trampa, sácala de ahí con un "¿Quién NO soy yo para hacer esto?" Coelho, a sus diecisiete años, llegó a la conclusión de que un escritor tiene "un compromiso y obligación que jamás son entendidos por su propia generación". Coelho no era nadie en el principio. Ni Eco. Ni Rushdie. "¿Quién eres tú para decirnos esto?" es una pregunta que confunde, pues si la contestamos directamente, nos lleva a la arrogancia. Nuevamente, el truco está en cambiarla. "¿Por qué no puedo ser yo quien te diga todas estas cosas que mi alma está dictándome?". Ésta es la alternativa que más me gusta. Ya sea que quieras dar reglas para la vida, ideas de negocios o técnicas para escritores, abraza la pregunta que te ilumina, no la que el lado escéptico del mundo insiste en imponer sobre ti.

Películas para aprender negocios

Algunas de mis películas favoritas que te pueden servir para aprender ciertos temas de negocios. The Godfather: cómo pensar a largo plazo y no reaccionar como cualquiera lo haría —vía Michael Corleone y Tom Hagen. Matrix: cómo ser necio para decir que alguien es "the one" aunque ni esa persona ni los demás lo crean hasta el día en que la transformación aparece ante tus ojos —vía Morpheus. Pulp Fiction: cómo solucionar emergencias en modo alto desempeño —vía Vincent Vega y Winston Wolf. Fight Club: cómo sacrificar un poco de tu comodidad física a cambio de obtener una ventaja total en negociaciones corporativas —vía el narrador y Tyler Durden. Y finalmente como bonus movie, Nikita (la versión francesa, por favor): cómo desarrollar en tu capital humano habilidades letales con paciencia, inteligencia, amor y tenacidad —vía Bob. Después de verlas y entender los conceptos, actúa —nunca mejor usada la palabra— así en tu vida de negocios. Y luego nos cuentas.

Sobre lo que nos espanta/enoja

La verdadera función de lo que nos espanta/enoja realmente es controlarnos (léase en tono de teoría de la conspiración 👀).

Las primeras líneas de mi CV

Las primeras líneas de mi hoja de vida:

1988 a 1991: vender pescado en el mercado con mi abuelo.

1992 a 1993: rentar Playboys a mis compañeros (I know...).

1995: entregar cartas por toda la ciudad en bicicleta.

1997 al 2000: crear sitios web para empresas.

1998: hacer tareas a compañeros de la universidad.

2002 a 2008: dar clases de inglés.

La vida no es lineal. Donde estás no es para siempre (si no quieres).

Sentirte "seguro" para pronunciar

Error al aprender inglés: querer sentirnos "seguros" para pronunciar algo. Nunca lo vamos a pronunciar bien a la primera. Si dominamos el sentirnos ridículos al respecto y lo vemos como algo positivo (estamos intentando algo en lugar de sólo analizarlo) veremos resultados espectaculares.

El mundo lo acomodas como quieras

El mundo lo puedes acomodar como tú quieras.

(Siempre y cuando tengas las herramientas, actitud, tiempo y relaciones adecuadas. Tenlas).

Pasar rápido de un estado de miedo

Es poco realista intentar pasar rápido de un estado de miedo/desesperación/impaciencia a uno donde de repente ya no nos sentimos así. Disminuir el nivel de la sensación es más alcanzable. Resumen: querer desaparecer algo es frustrante, querer reducirlo es práctico.

La perfección y la ejecución

La perfección es enemiga de la ejecución, pero la ejecución es amiga de la perfección.

Naturalidad al posar

La naturalidad con la que puedas posar para fotos o grabar video te da resultados exponenciales cuando la haces tuya. ¿Es incómodo? Sí, para la mayoría. Pero vivimos una época altamente visual. Multiplicar nuestras ideas y oportunidades requiere que tengamos comodidad con esta exposición.

Activa esto a voluntad

Para alterar tu realidad, aprende a activar

  • razonamiento lógico
  • ecuanimidad
  • buen humor
  • agradabilidad
  • visión a largo plazo

a voluntad y verás la magia emerger.

Quattro Pro

La primera hoja de cálculo que usé en mi vida fue Quattro Pro en 1989. Más de treinta años después, las habilidades que adquirí con esa versión me han permitido trabajar muy bien con Excel, Numbers y Sheets. Es una apuesta muy poco salvaje decir que en los próximos diez años, las soluciones que aprendas a obtener con estos programas van a seguir vigentes.

Habilidades técnicas soberbias

Si ya tienes habilidades técnicas soberbias (saber configurar servidores con nivel de seguridad bancario, por ejemplo), seguramente has experimentado oportunidades geniales. Ahora imagina lo que llegaría a ti si desarrollas habilidades blandas al mismo nivel (saber negociar, hablar, cohesionar equipos, escuchar activamente, ser agradable, inyectar paciencia, etcétera).

No tiene sentido

Si las actividades que ejecutaste ayer tuvieron todo el sentido del mundo cuando se las presentaste a tu círculo, lo que hiciste fue solamente construir para el corto plazo. Recuerda que las actividades que construyen realmente el futuro no son ni lógicas ni urgentes hoy, por definición.

Apps personales en tu organismo

Imagina que tienes apps personales instaladas en tu organismo. Accedes a ellas con un toque como en tu celular. Instálate entonces ecuanimidad.app y largoplazo.app, dos apps que te regalan ventajas descomunales. Actívalas siempre. Que sean de las que dejas abiertas todo el tiempo.

Discursos internos y silenciosos

La habilidad de darte a ti mismo discursos internos y silenciosos para enfocarte e inspirarte que realmente te sirvan para activarte positivamente es probablemente lo que hace la diferencia entre los que sobreviven en la arena del emprendimiento y los que no.

Hack de Mark Twain

Dicen que Mark Twain compartió un hack de administración del tiempo que va así: si lo primero que haces al levantarte por la mañana es comerte una rana viva, la ventaja que eso tiene es que probablemente será el peor asunto de todo tu día. Velo como una forma altamente gráfica para diseñar tu jornada en modo emocional ganador cuesta abajo desde temprano. Eat that frog.

"¿En qué andas?"

"¿En qué andas?", "¿Ya cuánto tiempo llevas en eso?", "¿Cómo te involucraste en ese tema?", "¿Y lo haces con tu familia o amigos o por tu cuenta?". Usa estas preguntas cuando estás haciendo networking en lugar de hablar del clima, el resultado del partido de fútbol o quejarte de algún político. Sal de ahí con un potencial nuevo amigo o idea o proyecto.

Leer puede ser aburrido

Leer puede ser aburrido. Sí. Las primeras páginas, sobre todo cuando no estás acostumbrado, son como los primeros cinco o diez minutos de una película: quisieras que fueran directo al punto. Dales espacio —a los libros y a las películas— y un universo potencialmente rico se irá abriendo ante ti. Vives muchas vidas a través de los detalles que grandes personajes sólo te pueden regalar en texto.

App para citas

Salió con gran éxito a Bolsa en Estados Unidos una app para citas. El mercado total en este sector no ha sido ni remotamente abarcado por los participantes. Cosas que van a explotar —obviamente— cuando el riesgo de COVID-19 haya sido minimizado: viajes, eventos y relaciones.

Experiencia ciclada

La palabra "experiencia" también significa visión viciada y ciclada. No todo es positivo con este concepto.

Voz original

No llegas a tener una voz original en tu contenido sin haber pasado mucho tiempo sintiéndote al menos ligeramente culpable por sonar (en tu mente) como las influencias que admiras.

A lo que nos exponemos a diario

Todo a lo que nos exponemos a diario en redes sociales son micro-lecciones: de baile, de humor, de deportes, de relaciones públicas, de tecnología. Nos fascina aprender. Ahora imagina el poder y velocidad de hacerlo enfocados y filtrando al extremo lo que dejamos que nos alcance.

Educación pandémica

Estás cansado. Llevas ya casi un año utilizando un modelo que te agota a diario y a tus alumnos también. Nadie te ha preparado realmente para esto. Lo que haces, lo has tenido que ir aprendiendo sobre la marcha.

Eres maestro. Estás en nivel primaria, secundaria, bachillerato o universitario.

Tu jefe es algún coordinador, el director o el dueño de la institución.

Esa persona tampoco sabe realmente cómo moverse bien en lo digital. Al igual que tú, todo esto lo tomó por sorpresa. A diferencia tuya, debe llegar rápidamente con respuestas para ti y tus colegas. Respuestas que se tienen que convertir en indicaciones claras para seguir sirviendo a los cientos o miles de alumnos que tienen a su cargo.

Esta es una carta de amor y comprensión para ti, maestro, para ti, coordinador, director, administrador, dueño de una escuela. También lo es para el supervisor del gobierno que debe rendir cuentas a otras autoridades diciendo que el gran plan maestro diseñado para impartir clases digitales durante la pandemia está funcionando.

Pero no está funcionando.

Y esa es la conversación que todos deberíamos tener.

Esto no es una crítica o un ataque al sistema de un determinado gobierno o país. Esto está ocurriendo en todo el mundo. Esto no es un ataque a un grupo de personas o a un estilo educativo en particular.

Esto es un ataque al hecho de que no nos estamos tomando un espacio para repensar las cosas y ejecutarlas de forma más ganadora.

El día que finalmente el gobierno anunció que las clases presenciales serían suspendidas por la amenaza que el contagio de coronavirus representa, es el día que comenzamos a intentar implantar nuestro entendimiento tradicional de la escuela a un formato digital. Nos enfocamos en cómo replicar lo que ya sabemos hacer en un edificio con personas trabajando de frente y con formatos establecidos y entendidos a lo largo de décadas de ejecución.

Lo que debimos haber hecho es preguntarnos cómo podemos reimaginar esto para hacerlo ganador para todos los que van a estar involucrados.

Las clases en línea no son un asunto ganador para nadie hoy en día.

Las autoridades saben que los jóvenes no están avanzando en los temas al ritmo que deberían.

Los papás están cansados de tener que ser padres y maestros al mismo. Cualquiera de esos roles es extenuante por sí mismo: ahora ponlos juntos y tienes la receta perfecta para estrés extremo crónico.

Los maestros están cansados de fingir que pueden llevar el mismo control de clase y seguimiento de sus alumnos con herramientas que están diseñadas para operar de maneras diferentes al entrenamiento que recibieron para conseguir su trabajo hace años.

Y los alumnos están cansados de todas esas horas frente a dispositivos fingiendo que ponen atención cuando, típico de su edad, requieren estímulos diferentes para aprender.

Esa es la conversación que debemos tener.

¿Qué sugiero?

Sugiero que si eres maestro, compartas esto con las personas arriba de ti.

Sugiero que si eres jefe y alguno de tus maestros te compartió esto, no lo tomes personal ni lo veas como un acto de rebeldía a tu liderazgo. No lo tomes como un crítica personal a las decisiones que has estado imponiendo en la metodología que crees que va a funcionar o que tus jefes te han dicho que es la que se tiene que aplicar.

Reimaginemos la escuela.

Tenemos nuevas herramientas. Hagamos entonces nuevas preguntas sobre cómo podemos usarlas mejor.

Lo primero que me gustaría poner en tu radar, querido maestro, supervisor, dueño de escuela, coordinador académico, director, es que el concepto de que el maestro debe estar una hora frente a la webcam de su laptop dictando sabiduría a un grupo de alumnos es lo peor que puedes hacer.

Imagina ver tres películas completas seguidas en Netflix. Sin pestañear. A diario. Eso es a lo que estás obligando a los jóvenes del otro lado. A que estén cinco o seis horas poniendo atención a a lecciones de manera estática.

El concepto de que cada clase debe durar una hora debe ser retado. Lo de hoy —para bien y para mal— es la micro-atención. ¿Por qué no pedazos de interacción en vivo solamente de cinco o diez minutos máximo con los alumnos? ¿Dónde está escrito en piedra que cada clase debe durar cincuenta o sesenta minutos para que sea una que valga la pena? Esto es de las peores cosas con las que estamos ciclados en nuestro modelo tradicional. El concepto de las clases por hora no es algo sagrado ni efectivo. Es una idea. Una que debe ser retada. Mucho de esto tiene que ver con que así es como medimos las unidades de trabajo de los maestros y así es como determinan su pago. Pero entonces, bajo ese razonamiento, estamos haciendo que el sistema educativo dependa de lo que es fácil de calcular contable, financiera, económicamente para el departamento administrativo en lugar de que funcione para lo que fue diseñado: transmitir información que permita desarrollar habilidades que den futuras buenas oportunidades a los clientes (que eso son al final los estudiantes, clientes).

Estamos fallando terriblemente a nuestros clientes con el concepto de maestro por hora frente a webcam.

Te repito: no te inflames. Esto no es en tu contra. Esto no es un manifiesto a la rebeldía.

Y si eres padre y quieres usar este texto para quejarte de los maestros que dejan mucha tarea a tus hijos o a la escuela que los tiene muchas horas sentados sin hacer nada en la computadora, esto no va por ahí. Todos estamos haciendo lo que podemos. Todos estamos reinventándonos en medio de una pandemia.

Es difícil. Y es extremadamente raro que en una crisis las primeras decisiones que tomemos sean las correctas. Es casi imposible. Nuestras primeras reacciones van a ser instintivas, primarias, emocionales, básicas.

Pero ya es casi un año que comenzamos a encerrarnos por culpa del COVID-19. Ya es hora de comenzar a favorecer conversaciones más racionales, donde tengamos preguntas duras y debates genuinos para alcanzar mejores experiencias para todos y con ello, potenciales mejores resultados en el mediano y largo plazo.

Todas las decisiones educativas tomadas el año pasado alrededor del mundo tuvieron que ser principalmente basadas en el aspecto político, más que en cualquier otro. No fueron decisiones basadas en estudios de aprendizaje o comportamientos psicológicos o investigación de vanguardia sobre absorción del conocimiento con tecnología moderna. Fueron simplemente respuestas al talante y necesidad de los gobiernos por mantener su línea de aceptación entre la población y el caos y ruido de la pandemia. Dado todo esto, no fueron las mejores decisiones.

Los estudiantes necesitan gamification, gamificación. Esto es, la posibilidad de poder competir, obtener premios, demostrar su habilidad, resolver problemas, obtener placer durante el desarrollo de la solución. Cómo hacer esto está totalmente frente a nosotros todo el tiempo, sólo que no lo vemos así. Cuando pedimos comida en alguna aplicación como Rappi, Didi Food, Uber Eats o así, lo que realmente hacemos es jugar un videojuego. Es uno donde hacemos picamos iconos, tecleamos números y letras, tomamos decisiones de qué sí y qué no queremos, empujamos nuestra apuesta con dinero, vemos algunas cosas moverse en la pantalla y recibimos mensajes de los resultados que estamos teniendo hasta que el juego termina en una explosión de sorpresa al escuchar el timbre de nuestra casa sonar y ver la magia de que algo que hicimos en pantalla se manifestó físicamente en nuestra puerta después de unos treinta minutos de haber iniciado el juego. Eso es gamificación: darle novedad, dinamismo, sorpresa, puntos, premios y placer a la experiencia.

Absolutamente todo lo que hoy tiene éxito en el mundo involucra gamificación.

Este artículo no es una guía para implantar gamificación en tu día a día como maestro. Ese es tu trabajo: profundizar en el concepto y tratar de llevar la conversación con tus colegas, jefes, padres, alumnos y demás hacia este punto.

Proponer cosas nuevas implica automáticamente tomar riesgos. Habrá detractores. A las personas en realidad no nos gustan los cambios, pero una vez que se imponen, los aceptamos sin problemas. Mira a todas las agencias de gobierno que se rehusaban a usar tecnología. Hoy interactúan tranquilamente en WhatsApp, tienen videoconferencias en Zoom y digitalizan rápidamente sus documentos. Días antes de la pandemia hubiesen hecho una huelga masiva si les hubiesen exigido implementar cambios así de bruscos.

A lo que voy con esto, es que abandonar el modelo de tener al maestro una hora frente a la cámara dictando sabiduría a la que nadie realmente va a poner atención bien es algo que no va a ser bien recibido por todos los padres, alumnos y autoridades. Pero al final, para que no todo sea ataque a las nuevas ideas de gamificación y demás en ese estilo, lo que se tiene que hacer es una ofensiva de encanto.

Una ofensiva de encanto es cuando pones en el radar de las personas que quieres convencer tres cosas: el panorama real, lo que está realmente afectándolos a ellos y a ti, los escenarios que pueden venir y los siguientes pasos que podrían ejecutar en conjunto. Luego escuchas de manera genuina, activa y respetuosa sus notas y comentarios sin interrumpir. Das espacio de días para retomar la conversación haciendo un resumen de lo que se avanzó en la anterior y lo que podrían lograr en esta nueva interacción. Y así. Hasta que van alcanzando puntos que nunca van a ser los ideales para ningún lado, pero sí van a estar mucho más cerca de ese nivel que si no hubiesen tenido estas conversaciones incómodas.

El problema es cuando leemos un artículo como éste, nos entusiasmamos con lo que propone el autor y queremos ejecutarlo de inmediato. Tal vez en un e-mail, reunión o mensaje en WhatsApp informamos rápida y casualmente a nuestra comunidad educativa que estamos reinventando nuestro modelo para mejorar la calidad del servicio que brindamos a sus hijos en nuestra escuela, pero eso no dice realmente nada al papá que ahora ve que su hijo está sentado en la laptop y el maestro no aparece en pantalla y que sólo está platicando con sus amigos y navegando en internet por aquí y por allá.

Si no ponemos a todos los involucrados en sintonía, no vamos a poder avanzar en armonía.

Todos deben entender que estos son micro-experimentos, que no hay resultados todavía garantizados, pero que mantenernos en la misma línea de lo que estamos haciendo —queriendo sostener el modelo extenuante de maestro por hora frente a Zoom— no está funcionando y por el contrario, está jodiendo la vida de todos. Hay que intentar cosas nuevas.

Estas cosas toman semanas y meses para coordinarse. ¿Y qué? ¿Cuál es el problema? Nadie en su sano juicio puede decir ahora en retrospectiva que si al inicio de la pandemia los maestros, escuelas, autoridades, expertos, alumnos y padres se hubiesen tomado tres meses sin lecciones ni actividades, la vida académica habría sido peor de lo que es hoy. Por el contrario, se habrían permitido enfoques novedosos y apuestas innovadoras que hoy nos harían sentir orgullosos con algunos de los éxitos que nos habrían traído.

Tomarnos semanas o meses para estas nuevas conversaciones que nos permitan después implementar ideas diferentes con el apoyo de la mayoría de los involucrados es el primer gran paso. Esto no puede ser un esfuerzo unilateral de los maestros nada más o de las autoridades nada más o de los papás nada más o de los dueños de las escuelas nada más. Quien quiera dar el primer paso, está bien, pero tiene que jalar a los demás.

¿Es cansado querer convencer a todos los actores involucrados? Claro. ¿Es frustrante cuando no participan de manera entusiasta en la conversación que sabemos que nos conviene a todos? Así es. Pero hay una razón por la cual lo que hacemos se llama "trabajo". Es por esto, porque da trabajo, porque es laborioso, porque requiere esfuerzo.

Nuestros alumnos están listos para competencias. Para recibir premios digitales. Para interactuar con sus compañeros resolviendo cosas. Para poner atención profunda unos cinco minutos a algo. Para descargar apps, suscribirse a plataformas, grabar audios, videos, redactar, intentar creación de contenidos. A los alumnos les fascina lo digital. Simplemente no están locos en cómo les estamos proponiendo que lo usen.

¿Inversión? ¿De qué? Zoom es gratis hasta cuarenta minutos por sesión. Grupos hay en Facebook. Chats para coordinarse hay en WhatsApp (aunque los adolescentes andan en Discord, porque ahí no están sus papás). Hay muchas maneras alternativas de hacer las cosas.

Podemos darnos golpes de pecho que si esas apps son peligrosas porque los datos, la privacidad, la seguridad y demás. Son puntos válidos, pero realmente cuando alguien que trae instalado cualquier producto de Facebook, Google, TikTok y otros en esa vena sale con este discurso, es realmente doble moral.

Hay muchísimos retos para mejorar la experiencia educativa para nuestros alumnos. Muchísimos. No hay una forma universal para solucionarlos todos rápida y fácilmente. Se tienen que abordar diferentes hipótesis e irlas trabajando.

Pero insistir en implementar lo que por décadas hemos visto que ya está decadente (el modelo tradicional) ahora en formato digital, es cruel, es flojera, es falta de visión, es cobardía para abrazar posibilidades que están muy cerca de nosotros si nos lo permitimos.

Los cambios dan miedo.

Los cambios amenazan.

Ser una autoridad educativa respetada en una época y ahora tener que apoyar ideas en las que no eres experto te pone en una posición emocional diferente. Y es cuando nos volvemos irracionales, porque queremos justificar aquello con lo que nos sentimos seguros, no lo que nuestra posición profesional nos demanda que busquemos: los mejores resultados para nuestros clientes.

Comparte esto con amor. Inyéctale buena intención y comprensión.

Es fácil apuntar con el dedo a jefes, dueños de escuela, maestros papás o alumnos por no hacer bien su parte. Pero eso no nos lleva a ningún lado. Si tenemos empatía, nos daremos cuenta que todos estamos sufriendo con esto. Y que sólo con la mayoría de gente conversando abiertamente sobre este gran problema, podremos tener posibilidades de abordarle inteligentemente.

Que un nivel escolar debe durar un año o un semestre, fue una idea escogida hace mucho tiempo.

Que determinar si alguien está listo se hace con un examen individual de información memorizado, fue una idea escogida hace mucho tiempo.

Que las clases deben ser de lunes a viernes y por las mañanas desde temprano, fue una idea escogida hace mucho tiempo.

Que las lecciones deben durar una hora, fue una idea escogida hace mucho tiempo.

Que los temas que hoy se imparten son los necesarios, fue una idea escogida hace mucho tiempo.

Que los maestros son los que deben tener todas las respuestas y hablar más en clase, fue una idea escogida hace mucho tiempo.

Que deben haber tareas después de las clases, fue una idea escogida hace mucho tiempo.

Es hora de escoger nuevas ideas.

App store para algoritmos

El CEO de Twitter propone una app store para algoritmos. Yo la llamaría una "algo store". La idea es que puedas escoger los programas que van a diseñar la news feed que tu red social favorita te presenta. Con esto quitas de enmedio que la empresa tenga que ejecutar directamente para ti una solución general que tal vez no te conviene. Suena muy bien. Tiene sentido porque una analogía sería que tu smartphone sólo te dejara usar las apps que tiene precargadas cuando lo genial está en que podemos personalizar nuestra experiencia —que en realidad es una uniformización disfrazada porque todos usamos prácticamente las mismas aplicaciones, nada más que nos regalan la hermosa ilusión de libertad de elección. Entre propuestas así y ejecuciones como Tesla empujando BTC, la brecha entre empresas y emprendedores de la vieja y nueva guardia se hace cada día más insalvable.

Haber pasado por la adolescencia

Haber pasado por la adolescencia y haber leído sobre lo difícil que es la adolescencia no te prepara para surfear bien la adolescencia de alguien más. Aplica en prácticamente todos los demás aspectos de la vida.

Habilidades que eran importantes

Las habilidades que eran importante estudiar en mi etapa académica son insuficientes en mi realidad actual. Las habilidades que mis hijos ven en su etapa académica serán insuficientes en su realidad futura. Por eso aprender a aprender es lo más poderoso que podemos tener en nuestro sistema operativo personal.

En mi trabajo como padre

En mi trabajo como padre me veo como el que debe poner ante sus hijos un buffet de opciones que puedan usar más adelante sin supervisión y con confianza. Esto involucra fricción ocasional, de lo contrario sólo es flojera y complacencia disfrazada de "sean felices hoy así nada más porque adelante todo se va a acomodar mágicamente a su favor".

Si algo te entusiasma

Si algo te entusiasma y lo compartes en tu perfil o etiquetas a amigos y recibes respuestas estilo "mucho texto", okay, no les des un resumen ni tampoco te enojes: entiende que te están revelando muchísimas cosas. Analízalas, llega a conclusiones, toma decisiones y ejecuta al respecto.

Cuando vamos creciendo

Cuando vamos creciendo durante mucho tiempo en la vida con momentos difíciles uno tras otro, tendemos a estar enfocados casi 100% en resolver estos retos. Una noción contraintuitiva es dar espacio a pasatiempos en estas etapas. Ocurre que una vez solucionadas muchas de estas cosas, la gente que no tiene a qué más recurrir en su rutina no sabe estar con ella misma en modo que no sea sobrevivencia aunque ya no se encuentra realmente en problemas. Tú ten siempre al menos un pasatiempo manual y uno intelectual.