AWARENESS NIVEL FOUNDER

El día de la reunión en la nueva escuela

Hoy soy fan de Pierre Faure, un pedagogo jesuita que puso sus pies donde puso sus palabras. A inicios del siglo pasado, el padre desarrolló una metodología de enseñanza donde el potencial de cada pupilo es cultivado más que enseñado en bloques estrictos de contenido académico. Tengo a dos de mis hijos en una escuela cuyo eje rector de educación está basado en el trabajo de este hombre. Me gusta la escuela y me gusta la gente que trabaja ahí.

Inició el nuevo ciclo escolar hace unas semanas en México y como parte del ritual de un nuevo año de clases y demás, los papás fuimos invitados a reuniones para conocer el plan de trabajo y otros detalles. Dos hijos, dos reuniones en el caso de mi esposa y mío. Anteriormente solía delegar este tipo de cosas, pero me he vuelto más chismoso con los años y trato de involucrarme en cosas de las que podría fácilmente hacerme a un lado. He aprendido que los artículos que más me emocionan escribir están escondidos por todo el mundo y para “activarlos” necesito poner atención a cuestiones aparentemente superficiales o irrelevantes. Te lo repito para que lo guardes: poner atención a cuestiones aparentemente superficiales o irrelevantes.

Las reuniones padres-maestros iniciaron una mañana temprano. Conforme avanzaban las diapositivas de PowerPoint, algunos impertinentes rayos de sol se iban colando por una ventana alta. Algunos padres tapaban su cara o se movían de lugar.

Ahí detecté a quien activó este artículo. Mujer en sus mediados cincuentas. Lentes. Experiencia de la que sirve para su función revelada en sus ademanes. Autoridad y amabilidad en sus intervenciones.

La señora notó inmediatamente el mal comportamiento del señor sol y con movimientos precisos procedió a solucionar el asunto.

Siendo nuevos en la escuela, cada miembro del staff es una especie de aventura donde intento dilucidar la posición que ocupan. 

“Es alguna maestra de otro grado o es la coordinadora”, pensé.

De pronto, un claxon comenzó a trabajar en modo bastante insolente al otro lado del muro donde nos localizábamos. El colegio está ubicado en una calle interior muy tranquila así que escuchar sonidos propios de conductores atrapados en un tráfico infernal no era una suposición lógica. Algo estaba mal. Vi que tomó nota del problema y salió del edificio a ver qué ocurría. Ella y el silencio regresaron poco después. 

“Una de las dueñas”, anoté mentalmente, cambiando de opinión.

Mientras todos estos detalles-tonterías ocurrían, la maestra del grupo seguía explicándonos los cambios de este año al programa escolar. Para mí, todo lo que nos dijeron suena fantástico. Ya había leído sobre la reforma educativa y estoy a favor de que se implementen cosas que hagan que nuestros hijos conquisten el universo y así. Puse a mi mente a trabajar en algo más.


Awareness

“Awareness” es “conciencia” en español. De acuerdo a Wikipedia, es la capacidad de directamente conocer y percibir, sentir o ser consiente de eventos. Más ampliamente, es el estado donde estás consiente de algo.

Al odioso nerd en mí, amante de la precisión entre los términos en inglés y español, no le gusta la simple traducción de “awareness” a “conciencia”. Dado que son mis letras y mi espacio, te pido una disculpa porque el resto de este artículo utilizaré simplemente awareness cuando me refiera a notar algo y poner nuestra atención voluntariamente en ello para potencialmente ejecutar una acción en respuesta. 


Comadres

¿Por qué cambié de opinión sobre la mujer que se involucró en el problema de los molestos rayos de sol y del impertinente claxon del auto? ¿Qué me empujó a “subirla de nivel” mentalmente y de creer que era sólo una maestra la convertí en una de las dueñas de la institución?

A esta reunión con padres de familia se incorporó la directora y fundadora de la escuela. Su aventura profesional inició en mil novecientos ochenta y uno así que ahí puedes encontrar una excelente referencia del temple y capacidad de la señora. Respondió preguntas y usó su encanto, visión y experiencia para tenernos tranquilos y contentos a nosotros, los papás-clientes.

Por fin, la señora de la posición sin identificar estableció que parte de su trabajo era auxiliar a la maestra titular del grupo. Esto no pareció sorprender a nadie dado que todos se conocen de años atrás pero siendo nuestro primer ciclo en esta escuela, el asunto no nos resultaba tan lógico a los nuevos. La señora comentó varios proyectos que quería impulsar con los estudiantes (irse de excursión a otros países, establecer un negocio de hortalizas, etcétera) y mencionó que ella y la directora esto y lo otro. La directora y fundadora la miraba educadamente y la escuchaba de cerca. 

La maestra titular del grupo, una chica en sus mediados veintes, con preparación pero tal vez no tanta experiencia, guardaba silencio y esperaba su turno con respeto cada vez que una de las otras dos hablaba.

Cuando tienes un maestro con potencial pero sin experiencia, no lo pones al frente de un grupo nuevo. Lo colocas en uno de los grupos con mayor cohesión y le asignas una sombra, un mentor, un coach, alguien que esté ahí a su lado ayudándole a entender los nudos y manejos del barco. Esta posición de entrenamiento la asignas a alguien en quien confías bastante y que sabes que entiende a profundidad el negocio. Todo esto era la dinámica que se abría ante mis ojos. La maestra titular estaba siendo entrenada por la señora sobre la que antes no tenía clara su posición y la directora se aseguraba de enviar el mensaje de confianza estando presente en la primera interacción pública conjunta de ambas. Su presencia era el equivalente a un “sé lo que estoy haciendo y ésta es la manera más optimizada para ejecutar este movimiento”. 

Todo terminó siendo mucho más claro cuando la maestra-entrenadora-sombra se refirió a la directora-fundadora como su “comadre”. Caso cerrado.


El awareness nos divide

Uno de los problemas que he tenido en todas las empresas que he iniciado es el desarrollo de personas.

Hay dos tipos de personas: las que están listas para desarrollar al mismo tiempo una nueva mentalidad y habilidades y las que no. Encontrar a las primeras, contratarlas y establecer el entorno adecuado para impulsarlas es mi obsesión constante. Identificar a las segundas y filtrarlas es mi gran problema. Hay muchos falsos positivos, ya sabes, esa problemática donde ciertos resultados arrojan luz aparente en un principio para después notar que no, que en realidad las cosas no eran lo que los datos te hicieron pensar.

En el año dos mil tres me contrataron por horas para dar clases de inglés. Yo tenía en ese entonces una novia con la cual estaba completamente embobado. Mi mundo era verla, estar con ella, pelear con ella, sufrir por ella, hacer drama por ella, celarla, darle celos, dejar de hablarle, buscarla, reconciliarnos y reiniciar el ciclo. Tenía a mi cargo una clase de siete treinta a nueve de la noche de lunes a viernes. Los sábados de ocho de la mañana a una de la tarde y los domingos de nueve a dos. Yo llegaba a mi clase diaria a las siete veintisiete pe eme, tomaba el material y me dirigía a mi salón a inventar lo que pudiera para tener entretenidos a los chicos con mi carisma y cobrar mi salario. A las ocho cincuenta terminaba la sesión, guardaba todo y me largaba. Mi noviecita me esperaba en el carro afuera del edificio. Y así lo hice durante muchos meses.

Mucha gente no entiende la necesidad de “hacer más” por una empresa que sólo te está pagando cierto tiempo específico para una actividad definida de manera muy precisa. Yo no veía la necesidad de

  • llegar media hora antes de mi turno,
  • revisar el material,
  • hacer llamadas a alumnos que hubiesen faltado el día anterior
  • y estar a tiempo en el salón
  • enviando la señal de que era todo un pro y no un tipo desenfocado.

No entendía nada de esto y por eso permanecí en ese nivel limitado durante muchos años. 

No poder visualizar algo, no entenderlo, es no tener awareness sobre la situación. Y cuando no tienes awareness de la situación, no piensas en obtener herramientas para arreglar las cosas.

El nivel de awareness nos divide.

Hoy que tengo negocios veo claramente esta diferencia. Colaboradores entusiastas que no se dan cuenta que su camisa arrugada por fuera del pantalón envía una señal que tal vez no sea la más conveniente. Trabajadores que hacen exactamente lo que tienen que hacer y nada más porque eso es lo que está en su contrato sin darse cuenta que a quien más beneficiarán en el largo plazo si aprenden a “ir más allá” todo el tiempo es a ellos mismos, no a la compañía. 

Cuando nuestro awareness es bajo, estamos prácticamente ciegos. No podemos ver todo lo que nos está jodiendo para avanzar. Simplemente no lo entendemos. No hay manera de saber que el problema está en nuestro nivel.

Permíteme compartir contigo un ejemplo exótico de awareness.


Esposas desesperadas

Me gusta ver series de todo tipo en Netflix. En fechas recientes mi esposa y yo hemos visto “Desperate Housewives”, una dramedy simple. En uno de los episodios, el esposo de una de las protagonistas insiste en adoptar a una sobrina cuya madre irá a prisión y que de otra manera quedaría sin custodia legal. La sobrina en cuestión es un chica de dieciséis años. Alta. Castaña. Sexy. La co-protagonista la ayuda a instalarse en la casa y nota que la niña está llena de vestidos en la liga de Vera Wang. Al preguntarle dónde obtiene el dinero para comprarlos, la chica responde que sale con universitarios que tienen papás ricos. A continuación el personaje de Eva Longoria y la adolescente:

Te dan ropa de diseñador y a cambio tú les das…

—El placer de mi compañía, responde la chica.

—No tomes esto de una mala manera, pero esto no es precisamente de la línea virgen de Versace, dice la tía política sosteniendo una blusa.

—No tengo que hacer nada. Ellos sólo tienen que pensar que así podría ser.

Eso es awareness.

Entiende esto: el awareness es como cualquier otra gran herramienta. La forma en que lo utilices depende de tus objetivos, moralidad, visión y habilidades. La chica tiene un alto índice de awareness sobre su belleza y lo que eso le permite obtener de sus conquistas. Ese awareness enfocado en temas de más largo plazo sería fantástico. Obviamente no queremos que las chicas de nuestro mundo actúen así. Pero sí queremos que tengan awareness. 


El ABC del awareness corporativo

Identifica los niveles de awareness ›

  • Awareness Nivel Básico: la persona hace lo que tiene que hacer. Ocasionalmente nota que algo puede ser mejorado o que tiene que ser sustituido pero no hace comentarios/propuestas al respecto. Este es un empleado nuevo sin experiencia en el mundo o un empleado obsesionado en todo menos en desarrollar un impacto dentro de la empresa más allá de lo establecido en el contrato.
  • Awareness Nivel quiero-ser-Jedi: la persona sabe que para obtener más ventajas y desarrollarse más rápido a nivel profesional tiene que jugar mentalmente en una liga superior. Observa. Comenta. Propone. Su entusiasmo la mantiene andando alrededor de un mundo potencialmente más amplio pero todavía arrastra vicios del nivel básico anterior y aún no tiene suficiente experiencia personal/profesional para saber moderar su entusiasmo y utilizarlo de forma más precisa.
  • Awareness Nivel Founder (ANF): la persona es la fuente de la visión en la empresa. O está muy cerca mentalmente de quien fundó el negocio. Puede notar de manera fina situaciones que requieren engrasado emocional. La persona “lee” la mente de otros en nivel founder y sufre con los niveles básicos a quienes intenta empujar en su capacidad de adquisición de más awareness. Colabora de cerca con el nivel anterior pero también los va filtrando si pasando un tiempo no cierran las brechas que tienen que dominar.

Identifica a alguien con awareness ›

  • La persona suele anticiparse de manera natural a situaciones repetitivas. Anticipación. Domina eso.
  • La persona acomoda obsesivamente lo que estás fuera de lugar en varias dimensiones.
  • La persona propone cambios menores todo el tiempo a situaciones/objetos que no son críticos en este instante de la vida.

El orden de las cosas

Peter Koening ha desarrollado una serie de principios sobre el “source”, esa persona que toma la iniciativa y comienza con proyectos que desembocan en un Microsoft, en un Google, en un Amazon, en un SpaceX. Sus principios genialmente condensados hablan de que este “origen” se suele notar en aquel cuya voz dentro de la empresa tiene automáticamente más peso o que ha desarrollado una capacidad a nivel de visceral para determinar lo que está bien y lo que está mal en la empresa. El nivel de awareness del founder combinado con los principios de source de Koening nos dan un claro ejemplo de la relación entre visión y ejecución. Lo que Microsoft ha sido, es, puede ser sólo lo tiene absolutamente claro Bill Gates. Él es la métrica de awareness más alta de su compañía.

Pero Microsoft es un gigante trascendental y relevante. Y no podría serlo si solamente Gates tuviera Awareness Nivel Founder. A través de los años, la mentalidad y las habilidades necesarias se han ido regando por todos los rangos y departamentos para generar a otros profesionales con Awareness Nivel Founder. Es por eso que hoy Satya Nadella es sin duda el CEO que Microsoft merece y debe tener. 

Muchas personas creen que cuando eres founder y dueño de la empresa comienzas a desarrollar habilidades fantásticas que antes ni te interesaban. Esta discusión la tuve con una de mis socias cercanas hace unas semanas. Hablábamos sobre cómo instilar en nuestro equipo el entendimiento que hemos ido adquiriendo con los años. Ella decía que hasta que fueran dueños de algo lo iban a lograr. Yo le dije que para mí lo opuesto era lo que nos había ocurrido: que nosotros nos habíamos convertido en dueños de algo por haber desarrollado el awareness, mentalidad y habilidades de dueño. No al revés. 

De nuevo: no te pones al frente de algo, no creas una empresa que dure y sea relevante y después a partir de ahí es que desarrollas el awareness, la mentalidad y las habilidades. Es cuando desarrollas tu awareness, tu mentalidad y tus habilidades que entonces puedes ejecutar con Awareness Nivel Founder.

Esta distinción del orden de las cosas es importante porque si entendemos que no tenemos que ser founders para generar Awareness Nivel Founder podemos replicar el asunto en muchos colaboradores. Puedo mencionar que con los años, al menos media docena de personas en mis empresas han alcanzado Awareness Nivel Founder. Me siento orgulloso de ello. Son personas que se anticipan, que proponen, que se elevan y ven las cosas desde una perspectiva integral. No puedes crecer si no desarrollas a un buen número de gente con Awareness Nivel Founder en tus filas. 


De silvestre a sofisticado

El verdadero awareness duele. 

Eres Elon Musk y ves que todo se va a ir al carajo. Para salvar a la mayor cantidad de personas inventas empresas y productos y servicios que nos empujen para colonizar Marte. Eres Bill Gates y ves que todo el dinero del mundo en filantropía se utiliza tontamente. Usando tus conocimientos de negocios, contactos y fortuna cambios ese esquema y haces que cada donación sea efectiva y ayude a erradicar enfermedades de la faz de la Tierra.

Si no crees que lo anterior lo están haciendo porque les duele y piensas que lo hacen por vanidad, estás lejos del Awareness Nivel Founder.

Llego a las instalaciones de nuestras empresas y veo una pared sucia y así no puedo trabajar. Escucho a un colaborador atender de forma promedio el teléfono sin agregar valor desmedido. Veo la pobre redacción del e-mail de un nuevo proveedor. Leo comentarios dramáticos mal redactados de algunos lectores. Todo eso duele. 

Recuerda: el verdadero awareness duele. 

A mí no me importaba la cantidad de alumnos que me asignaran en mis nuevos grupos de inglés a mis veintidós años. No me importaba quién aprendía y quién tenía que repetir el curso. No era un maestro genuino. Era un administrador del tiempo escolar de la gente a mi cargo en un cierto horario. No sufría si la empresa perdía a la mitad de la clase. Mi awareness era mínimo. No veía más allá de mi cheque y mi noviecita del momento. 

He trabajado casi dos décadas para pasar de silvestre a sofisticado. Esto es algo que siempre explico a mi equipo cercano: nuestra función muchas veces con colaboradores, clientes, proveedores, socios, etcétera es empujarlos en esa travesía de silvestre a sofisticado a través de mostrarle el diseño correcto, la precisión esperada, el comportamiento modelado de lo que se puede lograr con una visión educada de largo plazo. El Awareness Nivel Founder es cercanía al extremo sofisticado del espectro de desarrollo profesional. Siempre hay más que pulir, claro está. 


Llámalos así

Hace unos días leía una entrevista a Linus Torvalds, inventor de Linux, estandarte del movimiento open source e inspiración para todos los nerds del mundo. En la plática, Linus concedió que por fin llegó el momento donde ya no es conocedor de todos los desarrollos a los módulos del sistema operativo. No es que el tipo conociera las millones de líneas de código que forman Linux pero casi. Solía saberlo todo sobre iniciativas para nuevos parches, actualizaciones y etcétera. Hoy ya no. El nivel de cooperación global en su producto lo ha rebasado. 

Entiende sin embargo que nunca nadie jamás tendrá mejor el Awareness Nivel Founder con respecto a Linux que Linus Torvalds. 

Y sin embargo, muchos otros se han acercado a meros grados minúsculos de esa escala desarrollando con los años Awareness Nivel Founder para tomar el relevo y dirigir los esfuerzos.

No tienes que ser el founder para ser fantástico. Puedes desarrollar Awareness Nivel Founder desde hoy.

El Awareness Nivel Empleado Normal es gratis y fácil de instalar en nosotros. Todo el mundo lo desarrolla. Tú no lo hagas.

Tú sufre para colgar el Awareness Nivel Founder a tu caja cognitiva de sorpresas para el mundo y tu desarrollo profesional exponencial.

Ten awareness en muchas áreas. Entiende que CRISPR es el futuro y lo que eso implica. Entiende que la computación cuántica es lo que viene. Entiende —sé consiente— de lo estratégico que pasa en el mundo. 

El Awareness Nivel Founder se nota. Justo como la ecuanimidad. Es de esas cosas que no se pueden ocultar y tampoco fingir. 

Pasa rápido de silvestre a sofisticado. 

Tu primer trabajo es detectar a quienes ya tienen Awareness Nivel Founder. Están en las reuniones de la escuela de tus hijos. En tu oficina. En el bar. En el gimnasio.

Están escondidos. Pero ahí están. No saben ni siquiera que tienen Awareness Nivel Founder. Saben que “se puede contar con ellos”, “son confiables”, “son maravillosos”, “son una pieza fundamental de la empresa”, etcétera. El mundo no sabe cómo catalogar a estas personas. 

Tú y yo ahora sí sabemos cómo llamarlos.

Son personas con Awareness Nivel Founder.

Y necesitamos más.

Total
15
Shares

Ideas para #hackearlavida y ser PADs.

GRATIS: recibe hacks geniales en tu e-mail.

You May Also Like