CAMINAR HACIA ATRÁS

Tropecé con decenas de personas de la tercera edad caminando hacia atrás en las pistas junto al mar en Singapur. Hacían esto individualmente y en grupos, con niveles de ejecución casi religiosos. Yo decidí sentirme superior como corredor al rebasarlos con mis 5’02’’ por kilómetro, minimizando tontamente su esfuerzo.

No recuerdo dónde o quién, pero la nota de que caminar hacia atrás no tenía tanta intención física sino mental fue una que me impactó. Tiene sentido. Correr y caminar como siempre lo hago sólo va a entrenar a mi cerebro a las mismas reacciones y procesos. Hacerlo hacia atrás seguramente va a activar otras regiones que no uso y bueno, eso seguramente no puede hacerme daño. Un estudio de la Harvard Medical School habla de los beneficios para la memoria y otros sugieren más y mejores consideraciones. Desde entonces camino hacia atrás a diario en las circunstancias que sean posibles: subiendo escaleras en la casa, en la playa, después de correr, etcétera. Me sentía tonto al inicio pero al final del día entendí que es exactamente como cualquier otra actividad que vale la pena en el largo plazo: no tiene mucho sentido hoy.

Me encanta la ligera tensión de confiar en mis instintos para cada paso que no puedo evaluar con mi visión. Me encanta la lentitud forzada de mis movimientos y cómo tengo que sustituir velocidad por precisión. Me encanta que cuando camino hacia atrás no puedo estar preocupado por absolutamente nada más que por el objetivo.

Haz ejercicio físico extenuante y ciérralo con un recorrido que active los ojos metafísicos de tu nuca. La gente nos va a ver raro en coordenadas que no sean cosmopolitas cuando hagamos esto. Aborda el asunto como un entrenamiento físico para que cada vez te importe menos la opinión de los demás con respecto a tu ejecución. Al final del día, si el hecho de que te vean caminando hacia atrás y te critiquen es algo que te estresa, ¿en serio quieres ser emprendedor y lanzar tus ideas a la arena donde el deporte profesional es recibir criticas diarias disfrazadas de opiniones y consejos?

Mira, igual no tengo razón en mi teoría de la activación de diferentes regiones cerebrales al caminar hacia atrás, pero las todas las personas que vi haciendo esto lucían sanas y tranquilas. ¿Qué es lo peor que puede pasar si copio descaradamente su rutina?

Ya tengo los ojos rasgados. Ahora quiero llegar a mis sesentas con la salud y la tranquilidad de los ciudadanos de Singapur.

Total
0
Shares

Ideas para #hackearlavida y ser PADs.

GRATIS: recibe hacks geniales en tu e-mail.

You May Also Like