ETÉREO PERO PODEROSO

Mucho más que tener visión, o poder innovar a altos niveles, lo que importa para que tengas “éxito” como emprendedor es tu capacidad de crear sistemas estables entre la gente, los procesos computacionales, la logística y tus proveedores.

Emprender y hacerlo bien es aburrido. Es reunión, seguimiento, llamadas, lectura, redacción, discusión, duda, reunión, seguimiento, llamadas, frustración, investigación, conversación, discusión, duda, duda, reunión, seguimiento, llamadas, más investigación y así.

El emprendedor novato favorece el pensamiento de que lo más importante para lanzar su negocio es la idea.

Este, no. Tu idea es irrelevante.

Hay más de siete mil millones de almas en este planeta produciendo ideas directa o indirectamente en este instante. Google no inventó la publicidad. Facebook no inventó la amistad. Se trata de la ejecución de cualquier idea simple llevada a un extremo genial. No se trata de “la gran idea”. Deja de leer tantas revistas de emprendimiento de supermercado.

Lo que importa es la implementación de lo que sea que vayas a hacer. Puedes pensar en taxis o puedes pensar en GPS + transportación + experiencia de usuario + smartphones + 3G y tienes algo llamado Uber. Es lo mismo, pero no es lo mismo.

Cuando propones a tu grupo de amigos una idea genuinamente innovadora y te aplauden porque la entienden, no es una idea genuinamente innovadora. Nadie aplaudió Uber cuando emergió como un servicio premium de limosinas en San Francisco. Fue visto como algo exótico, raro. Fue su constante iteracción lo que los ha traído a conquistar gran parte del mercado una década después.

Ya te lo dije: más que la innovación o la visión, lo que necesitas dominar como emprendedor es la capacidad casi zen de poder conectar armoniosamente a tus colaboradores, proveedores, usuarios con tus bases de datos, con el mundo. Esto es crear una máquina con muchísimas diminutas partes que pueden fracasar. Es toda una ingeniería. Por eso Google, Apple, Amazon, Microsoft y Facebook valen lo que valen, porque conectan casi perfectamente a cientos de millones de estos elementos a diario sin pestañear. Tú y yo nos estresamos para organizar la cena navideña familiar, por eso no estamos al frente de un gigante así.

Conectar elementos con diferentes prioridades y visiones de la vida como somos las personas es un caos casi asegurado si no entiendes lo que estás haciendo. Por eso te decía que ser emprendedor es llamadas, seguimiento, reuniones, investigación, meditación, filosofía, psicología, duda, duda, discusión, pláticas serias, frustración, llamadas, seguimientos, reuniones y etcétera porque lo que estás haciendo es intentando que todas las cosas conecten entre sí de manera óptima. Y conectar a los humanos de manera óptima nunca ha sido fácil.

Asegúrate que todos los días dejas algo de tu negocio conectado firmemente. Al otro día repites con otros elementos. Y así. Pasadas unas semanas, regresas a revisar la soldadura de lo primero que hiciste para ver que todo fluya adecuadamente. Y así. No por nada emprender comparte tanto vocabulario con el mundo de la construcción, es lo que hacemos, levantar edificios etéreos pero poderosos.

Levanta el tuyo.

Total
26
Shares

Ideas para #hackearlavida y ser PADs.

GRATIS: recibe hacks geniales en tu e-mail.

You May Also Like