HIPERACTIVO EN LO QUE IMPORTA

La gente casi no hace preguntas.

La mayoría de las personas interactuando en una conversación casi siempre están esperando que el otro lado termine su participación para hablar. No están dialogando. Están intentando hackear la mente del otro con sus ideas.

Si te acostumbras a que en cada interacción debes de salir con más inteligencia, verás la necesidad de saber hacer preguntas. El vendedor en el centro comercial, el mesero, quien te llama por teléfono, todos son susceptibles a darte información que desconocías.

¿Para qué te va a servir mucha de esa información? Si lo vemos por el lado práctico de la cosas, probablemente para poco o nada. Pero velo por lo que provoca en ti: un entrenamiento en saber disparar a voluntad curiosidad que te puede llevar a caminos geniales.

Ahora estás frente a alguien que admiras.

Tienes su atención.

Y no sabes qué decir.

No sabes cómo interactuar.

Sabes que esta interacción es valiosísima, pero no sabes cómo sumergirte en ella de manera ganadora porque a diario te has entrenado únicamente en ser pasivo, alguien que espera que la otra parte calle para decir lo suyo y ya. No te has esforzado en profundizar en los demás en cada oportunidad posible.

A esto lo llamo ser chismoso profesional: hacer preguntas con la finalidad de tomar las respuestas como guías para el desarrollo de nuestros proyectos.

No te escudes detrás de “estoy pensando” o “es que no sé qué decir” o “no tengo preguntas”. Nadie se siente atraído por eso y el mundo no lo premia.

La hiperactividad tiene mala reputación, pero la pasividad debería tenerla peor. Vivimos en un mundo al revés.

Sé hiperactivo en lo que importa: en conectar con curiosidad genuina con aquellos que te conviene.

Total
0
Shares

Ideas para #hackearlavida y ser PADs.

GRATIS: recibe hacks geniales en tu e-mail.

You May Also Like