WORKSHOPS TÉCNICOS

Hace un par de noches platicaba en la sesión semanal en vivo con mis estudiantes del workshop de #MKTPersonal sobre cómo escoger los títulos para nuestros eventos. Organizar eventos propios es uno de los vehículos más poderosos para cimentar nuestra marca personal. Es uno que debería ser más explotado por profesionales de todos los colores y sabores.

Ya hablé aquí sobre la pena y te dije que no es para pros.

Ahora vamos a hablar sobre las personas altamente técnicas y su amor por todo lo técnico. Hablo de ti, querido médico, contador, abogado, ingeniero super especializado. En el ejercicio teórico de organizar un evento y decidir su nombre, noto que muchos enfatizan la herramienta en lugar del objetivo.

Asume que nuestro protagonista imaginario quiere dar un workshop sobre conducción de automóviles. Esta persona está enamorado de la parte técnica del asunto y decide titular su evento en el estilo de “Cómo operar un Nissan Sentra 2013 de transmisión estándar durante diez kilómetros con visibilidad diurna”.

Antes de corregir el título —porque eso vamos a hacer— un tip: utiliza “cómo” tanto como sea posible en los temas y subtemas de tus workshops. Al final del día, para eso se inscribe uno a estas cosas, para que nos expliquen el proceso y nada mejor que “cómo” para indicar que eso es exactamente lo que va a ocurrir en el evento.

Bien. Sigamos con nuestro querido protagonista imaginario altamente técnico. Para él, hablar del Nissan Sentra 2013 es clave porque es la plataforma que utiliza y cree que el asunto es igual de relevante para su público. Es como el desarrollador que insiste en hablar de su stack con su cliente. O el ingeniero que habla hasta el cansancio de AutoCAD con su cliente. O el diseñador que habla hasta el cansancio sobre Illustrator con su cliente. Querida persona altamente técnica, querido desarrollador, querido ingeniero, querido diseñador: a tus (potenciales) no les interesan tus plataformas sino llegar al objetivo.

El objetivo en el workshop imaginario de nuestro protagonista también imaginario no es ser el ninja-master-sensei arriba de un Nissan Sentra 2013 sino poder conducir con confianza de nuestra casa al trabajo en horas de alto tráfico. Si ese es el objetivo, exponlo así claramente al mundo:

Workshop: “Cómo conducir con confianza de tu casa al trabajo en horas pico”.

Simple y elegante. El software, la plataforma, la metodología que utilices para llevar de la mano a tus clientes no es lo más importante. El objetivo sí. Cuando estamos muy enamorados de la parte técnica de nuestro trabajo, erramos el asunto por muchas razones, entre ellas porque eso no es lo que pone pan en la mesa, la flexibilidad sí. El otro problema con esto es que ponemos una densa nube de términos entre nuestro entusiasmo poco entendible y la necesidad práctica del cliente.

Enamórate del objetivo, que es así como enamorarás al cliente.

Total
0
Shares

Ideas para #hackearlavida y ser PADs.

GRATIS: recibe hacks geniales en tu e-mail.

You May Also Like